Quedó en firme reglamentación sobre uso de bolsas plásticas

El presidente Juan Manuel Santos firmó la resolución que reglamenta el uso de las bolsas plásticas en el país tras una campaña que acogió Colombia de establecer mecanismos para regular la utilización de este material.

Con esta firma, se va a controlar temas como el tamaño, la calidad y la distribución de las bolsas en los supermercados, farmacias de cadena y grandes superficies.

“Las bolsas que tengan un tamaño menor a 30 x 30 centímetros saldrán de circulación. A partir de ese tamaño, todas las bolsas deberán ser más resistentes y tener un mensaje ambiental que invite a un consumo responsable”, explicó el presidente.

El mandatario dijo que si las bolsas plásticas son más resistentes no habrá necesidad de que se utilice doble plástico a la hora de cargar elementos pesados.

Además, Santos dijo que hay otras opciones como “bolsas de tela, canastos o carritos de compra”.

De acuerdo con cifras de las autoridades, un colombiano utiliza seis bolsas plásticas a la semana, es decir, alrededor de 288 bolsas al año.

“Esto quiere decir, por ejemplo, que una persona de 77 años consume a lo largo de su vida más de 22 mil bolsas de plástico, eso es demasiado”, sostuvo el mandatario.
Por otro lado, el jefe de Estado dijo que este viernes iniciará la campaña‘Reembólsale al Planeta’ para que los colombianos tomen conciencia sobre el uso de las bolsas plásticas.

Finalmente, el presidente Juan Manuel Santos dijo que se habilitarán puntos a nivel nacional en los supermercados para que los ciudadanos depositen bolsas plásticas que no están usando.

 

Tomado de: rcnradio

COLOMBIA REGULA EL USO DE BOLSAS PLÁSTICAS

Desde hoy 29 de abril, en Colombia no se podrá usar bolsas pequeñas y las que usemos deberán ser más resistentes y llevar un mensaje ambiental impreso.

Este viernes el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López anunciaron la entrada en vigencia de la resolución sobre el uso nacional de las bolsas plásticas en el país. Según el Ministerio, con estas regulaciones Colombia se une al grupo de los 70 países del mundo que han establecido mecanismos para controlar la forma en que se usan las bolsas plásticas.

A partir de hoy se deben cumplir tres requisitos principales en cuanto a las bolsas plásticas. Primero, no se pueden usar bolsas de menos de 30×30 centímetros. Segundo, todas las bolsas deberán ser más resistentes, para evitar tener que usar doble bolsa para objetos pesados. Y tercero, todas las bolsas deberán tener un mensaje educativo impreso que invite a un consumo responsable.

El presidente Santos dijo que estas medidas buscan que los colombianos ‘cambien el chip’ a favor del medio ambiente. Por eso, junto a las nuevas regulaciones hoy viernes se está realizando la jornada de la campaña ReemBÓLSAle al Planeta, del Ministerio de Ambiente y WWF, en la cual se está motivando a las personas a no usar bolsas plásticas, sino llevar bolsas reutilizables para las compras.

WWF_POSTFACEBOOK-AZUL

ReemBÓLSAle al Planeta también estará premiando a las personas que se unan a la iniciativa de concientización ambiental. Quienes se registren en este sitio podrán participar para ganarse uno de los cinco viajes dobles al Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo.

Estas campañas vienen a tiempo para evitar que los colombianos sigamos dañando nuestros ecosistemas. Las bolsas plásticas son uno de los principales causantes de contaminación en el país, porque “tardan siglos en degradarse y acaban en nuestros océanos o ríos donde tienen un efecto devastador en la fauna y la flora”, según dijo el presidente Santos.

Además, los colombianos no hemos sabido controlar el uso de las bolsas plásticas. Se estima que una persona en nuestro país usa seis bolsas a la semana, que en total suman 288 al año.

Muchos países en el mundo han implementado regulaciones similares para el uso de las bolsas plásticas. Por ejemplo, en Europa la Comisión Europea ordenó a los países de la unióndisminuir el uso de las mismas en un 50% para el 2017, y en un 80% para el 2019. Y en California se implementó una ley que permite a los establecimientos comerciales cobrar 10 centavos de dólar por usar bolsas de plástico o de papel.

¿Por qué es importante reducir el uso de las bolsas plásticas?

Según los datos de la campaña ReemBÓLSAle al Planeta, si seguimos por el mismo camino en cuanto al uso de bolsas plásticas, para el 2050 los océanos tendrán más bolsas que peces. Si eso no te asusta, imagina lo siguiente: si se hace una fila con todas las bolsas plásticas producidas se podrían dar 4.200 vueltas enteras al planeta. Además, solo 5% de las bolsas en el mundo se reciclan. Esta es la infografía completa.

WWF_INFOGRAFÍA_USO_BOLSA_V6-CS6-01

Tomado de:
Enter.co

Imagen: cocoparisienne (vía Pixabay). 

El reciclaje de plásticos: la solución más amigable con el medio ambiente

La lenta degradación del plástico es beneficiosa porque mientras más tarda este proceso natural en llevarse a cabo, más demora en liberarse el carbono.

¿Cuál de todas las prácticas presuntamente amigables con el medio ambiente es realmente sostenible? Un experto en la industria plástica compara el reciclaje, la degradación y la oxo-degradación y sus efectos en materia de emisiones de gases de efecto invernadero.

El plástico es quizás el material más ecológico del que dispone hoy el hombre y, por lo tanto, una de las formas de ayudar al medio ambiente es fomentar su uso y reciclaje, reemplazando incluso envases de cartón, papel, hojalata y vidrio, y evitando el uso de aditivos que aceleren la degradación del polímero.

A nivel internacional existe la idea de que el plástico es poco ecológico porque su degradación dura varios cientos de años. Por ello, se promueven campañas para limitar su uso y optar por materiales que presuntamente son más amigables con el medio ambiente. También es común ver el fomento de materiales que vuelven el plástico oxo-degradable, con el argumento de que la degradabilidad es siempre una práctica ecológica.

El objetivo ecológico debe ser reciclar y no degradar o biodegradar. La naturaleza trata de aprovechar todo, con el menor grado de degradación posible.

Controlando la liberación de carbono

El plástico es un material ecológico gracias a su reciclabilidad. De hecho, su lenta degradación es beneficiosa, porque mientras más tarda este proceso natural en llevarse a cabo, más demora en liberarse el carbono, su principal componente, a la cadena de formación de gases de efecto invernadero.

Las materias primas para la producción de los plásticos son los hidrocarburos, que son compuestos de carbono almacenados bajo tierra. La degradación o biodegradación de los plásticos libera este carbono, por lo que queda disponible para la formación de gases efecto invernadero, contribuyendo así a elevar la concentración de los mismos en la atmósfera y con ello al cambio climático.

Entonces, mientras más se tardan los plásticos en degradarse, más ecológicos son, porque más se demoran en liberar el carbono que poseen y además pueden ser utilizados para producir artículos como madera y cementos plásticos, entre muchos otros productos, y de esta manera reemplazar productos cuya producción contribuye de manera importante al cambio climático.

De igual forma, los bioplásticos solo se pueden considerar ecológicos cuando se demoran muchos años en degradarse (de esta manera se logra una fijación efectiva de carbono) y cuando provienen de desechos o cuando las tierras de las que provienen los cultivos usados como materias primas para su fabricación no fueron antes bosques.

Una de las principales materias primas para la producción de plásticos es el gas metano, que corresponde al menos a 94 por ciento del gas natural. La descomposición de los residuos orgánicos genera gas metano, el cual a su vez tiene una gran incidencia en el cambio climático. Lo anterior quiere decir que, con un manejo adecuado, los residuos orgánicos pueden ser una materia prima para la fabricación de plástico y garantizar que el C02 generado durante la producción de la materia orgánica permanezca fijado durante mucho tiempo, lo cual convierte actividades, antes contaminantes, en actividades amigables con el medio ambiente.

Procesamiento sostenible

La siguiente gran ventaja es que, en comparación con otros materiales, como el vidrio, el cemento o los metales, los plásticos requieren muy bajas cantidades de energía para su procesamiento, en virtud de que poseen un punto de fusión inferior y una capacidad térmica baja.

La gran mayoría de los plásticos se funden alrededor de los 200 grados centígrados, mientras que los metales tienen temperaturas de fusión superiores a 600 grados. Algunos incluso superan los mil grados. Algo similar sucede con el vidrio, que se funde a más de mil grados. Esto quiere decir que se requiere mucha menos energía para fundir y dar forma a un kilogramo de plástico que un kilogramo de metal o de vidrio.

Cambiar metales, cemento, vidrio y papel por plástico equivale a reducir de manera sustancial la cantidad de energía requerida para fabricar los productos y con ello se reduce la generación de calor en la tierra, y a la vez se ayuda a controlar el cambio climático, ya que una de sus causas es la generación de calor producto de las actividades humanas.

La siguiente gran ventaja del plástico es su reciclabilidad, la cual es poco promovida, porque es más barato producir un kilo de plástico que reciclarlo.

Uno de los objetivos del reciclaje de plástico es lograr obtener productos los mas homogéneos posibles, para obtener materias primas de mayor valor en el mercado.

Tomado de: Plasticos.com

Santos invita a los colombianos a que cambien el ‘chip’ con las bolsas

Las bolsas de plástico de menos de 30 x 30 centímetros y que no cuenten con el calibre suficiente para soportar la carga deben salir de circulación en el país a partir de este viernes.

El presidente Juan Manuel Santos impulsó este jueves la resolución que da comienzo a esta primera regulación del plástico en el ámbito nacional.

“Las bolsas que usamos todos por solo unos minutos toman siglos en degradarse”, aseguró el Jefe de Estado, quien añadió que la invitación es para que los colombianos se unan a la campaña Reembólsale al Planeta.

Este es uno de los últimos actos oficiales de Gabriel Vallejo como ministro de Ambiente, ya que en los próximos días será reemplazado por Luis Gilberto Murillo.

La firma de la resolución antecede a la jornada de este viernes denominada el Día de la No Bolsa, en la que se invita a los ciudadanos a llevar su propia bolsa a supermercados y tiendas de cadena.

El daño del plástico

La contaminación de ecosistemas como ríos y mares debido a la inadecuada disposición del plástico constituye actualmente una de las problemáticas ambientales más críticas.

Según estimaciones científicas, en el océano flotan cerca de 150 millones de toneladas de plástico y, si la tendencia aumenta, para el 2050 el océano tendría más de este material que peces.

 

Tomado de: El Tiempo